El refran popular tiene mucha sabiduría intrínseca

El refran popular es mucho más que una frase que se repite una y otra vez, porque es transmisor de un mensaje, generalmente positivo, incluso los que reprenden o son controversiales, que no caen de manera muy agradable, también ofrecen una lección que vale la pena analizar, ya que de alguna manera reflejan el sentir de ciertas personas.

Hay quienes critican ciertos refranes porque tienen un aspecto machista o porque son exagerados, pues ciertamente, estas frases no están hechas para que se tomen literalmente, por otra parte, no se les debe juzgar a ellas, sino a los mismos hechos que las provocaron, pues tan solo irradian el comportamiento de una parte de la sociedad, la visión de otros, el pensar o el sentir de algunos.

Lo interesante, es precisamente esa diversidad en donde cada quien se puede sentir identificado, adoptar en sus conversaciones aquellos refranes que consideren convenientes y atinados para ejemplificar aconteceres, para dar quizá un buen consejo a un ser querido, para advertir sutilmente a quien vean que van por un mal proceder, o incluso se pueden reflexionar y tomar para sí mismos.

Este es un tema que da para un largo análisis, discutir puntos de vista, inferir significados, sacar conclusiones, tratar de explicar cómo surgieron, a quienes aplica, cada refrán es como una caja de pandora, si se ve superficialmente seguro pasa desapercibida pero si se abre a una evaluación más exhaustiva es mucho lo que se puede sacar de ellos.

No podemos olvidar que estas singulares frases vienen rodando desde hace mucho tiempo, por algo se mantienen en pie, esa sabiduría de sus creadores no se puede negar, más bien hay que exaltar, sacar el máximo provecho de las mismas, todos sus aspectos positivos y compartirlos, especialmente con las nuevas generaciones, para que este legado popular no desaparezca.

Autor entrada: admin

Deja una respuesta