Retirada de fibrocemento en la actualidad

retirada de fibrocemento

El amianto es un mineral con características excelentes: alta resistencia y capacidad de aislamiento; por lo que uno de sus principales usos era en la fabricación de techos para las casas, los edificios e infinidad de construcciones alrededor del mundo; sin embargo, dejó de ser útil cuando se demostró que generaba problemas graves en la salud. Por tal razón, desde entonces es necesaria la retirada de fibrocemento o cualquier estructura que contenga a este contaminante compuesto.

El fibrocemento es un elemento ampliamente utilizado en la construcción, en principio estaba compuesto por cementos y fibras de amianto, cuya combinación le daba propiedades físicas, químicas y mecánicas extraordinarias, las cuales eran ideales para obtener estructuras fuertes y duraderos. Asimismo, su coste era considerablemente bajo, debido a que sus yacimientos abundan y extraerlo era económico.

Luego de descubrirse que el amianto (también conocido como asbesto en algunos países) causaba efectos negativos para el ambiente y la salud de las personas, originando por ejemplo cáncer pulmonar, su uso se prohibió en la mayoría de los lugares del mundo. De ahí, que se ordenó su eliminación y retirada de cualquier tipo de estructura, equipo, instalación o construcción que lo contenga.

Pero, esta medida no produjo la extinción del fibrocemento, puesto que en la elaboración de este, se sustituyó el material tóxico por diferentes tipos de fibras, siendo la de vidrio la más idónea (según estudios médicos y científicos realizados). Los expertos certifican que la misma ofrece ventajas muy similares a las del amianto, sin ocasionar efectos nocivos para la salud de los seres humanos y la madre naturaleza.

En ese sentido, a pesar de que el uso del asbesto ha sido prohibido desde hace mucho tiempo, aún se pueden encontrar una gran cantidad de casas, edificios, tanques, calderas o almacenes que poseen materiales fabricados con dicho mineral, convirtiéndose en un riesgo potencial para los individuos que trabajan, habitan o transitan en esos lugares.

En conclusión, la mejor alternativa es contratar a empresas especializadas en el retiro de fibrocemento, ya que poseen los equipos técnicos y recursos necesarios para realizar dicho trabajo, además de tener experiencia para ejecutar una limpieza correcta, garantizando un servicio seguro y eficiente.

Autor entrada: adminwp14

Deja un comentario