Regalos de empresa – Un éxito para tu campaña promocional

La mercadotecnia usa principios, metodologías y técnicas mediante las cuales se desean conquistar un mercado, satisfaciendo las necesidades del consumidor. El mercadeo busca promover una actividad desde que nace la idea, hasta el momento en que se materializa el producto. El marketing organiza acciones y procesos al momento de crear un producto, beneficiar a las empresas satisfaciendo a los clientes.

El marketing promocional es una estrategia que permite fortalecer las ventas de las compañías ofreciendo algo adicional por las compras. Persigue estimular al público a que muestre interés por una oferta o promoción, utilizando, por ejemplo, regalos de empresa. Estos son utilizados como obsequios a sus clientes, empleados, y hasta colaboradores en ocasiones especiales.

Han existido desde la antigüedad. Se usaban para ganar favores personales de personas influyentes en la sociedad, como los reyes. Durante el siglo XIX ya es considerado una técnica comercial, perfeccionando la comercialización y mercadotecnia en el desarrollo del mercado. Durante el siglo XX estos regalos promocionales se incrementan, pues las firmas reconocen la utilidad de este tipo de obsequios.

El éxito de una campaña promocional dependerá del tiempo que use en su aplicación y de las unidades que se promocionen. Las unidades que se regalen deben ser limitadas en un tiempo corto, y tener exclusividad, hacia el público que se desea cautivar. Descuento, ofertas, sorteos, cupones, regalos, promociones entre otras, son algunas de las estrategias claves para realizar los regalos de empresas.

Estas campañas promocionales son habituales en especial en la área de productos de adquisición diaria, aunque actualmente es más usado. Los regalos de empresa deben perseguir un objetivo entre ellos atraer nuevos clientes y también buscar mantener a los ya existentes. Al hacer este tipo de marketing las compañías deben evaluar cuál es su mercado meta y con cual promoción atraerlo.

Autor entrada: admin

Deja un comentario