PET stretch blow molding machine: ¿el plástico engorda?

Pet stretch blow molding machine

La invención de equipos tales como las PET stretch blow molding machine, tiene por fin proveer envases más fiables en cuanto a sus compuestos y el efecto que estos puedan causar en las personas tras el consumo de los alimentos o bebidas almacenados en ellos.

Lo anterior, obedece a un tema de salud pública, puesto que la manipulación de alimentos es un asunto sometido a severas normas y no es para menos, ya que de no ser así, los seres humanos estaríamos expuestos a un sinfín de enfermedades derivadas de la contaminación de productos fabricados, envasados o transportados sin los cuidados mínimos de higiene y seguridad que requieren.

De igual forma, la industria del plástico está constantemente vigilada por expertos que evalúan las características de cada PET stretch blow molding machine, favoreciendo así que la población tenga la tranquilidad de adquirir los recipientes sin que esto suponga un riesgo a su salud. Sin embargo, existen otras personas no calificadas que sin motivo aparente tienden a emitir juicios sin fundamentación científica, creando pánico mediante la divulgación de criterios que no son más que mitos.

Así pues, uno de los que se escucha con frecuencia, es la afirmación de que los envases de PET influyen en el sobrepeso de los seres humanos, dado el desequilibrio hormonal producido por los elementos tóxicos que se transfieren a la comida cuando entra en contacto con ellos.

Ahora bien, existen diferentes tipos de plástico, esto es apreciable por medio de la vista y el tacto, pero la mencionada distinción no obedece únicamente a la necesidad de disponer diversas texturas, sino que la razón principal de esta variedad, radica en la idoneidad de estos para el uso que pretende dársele.

En este sentido, aunque ciertamente existen composiciones que serían nocivas si se utilizaran en los empaques de comida, ninguna de ellas es tenida en cuenta en la industria alimenticia y un gran número de entidades se encargan de fiscalizar todo el proceso que va desde el productor al consumidor, con el objeto de garantizar que se dé cumplimiento de los protocolos respectivos. Por tanto, estemos tranquilos porque ningún envase nos hará ganar kilos de más.

Autor entrada: adminwp14

Deja un comentario