¿En qué se diferencian una proforma y una factura?

A diario se dan casos en todo el mundo en el que los clientes de una determinada empresa se ven engañados o perjudicados, pues se les entregan proformas en lugar de facturas comerciales, lo cual significa una pérdida para el cliente que solo solicitó un servicio o compró un producto.

Puede que esto se dé en consecuencia a la desinformación de la gente de a pie que es aprovechada por personas inescrupulosas y malintencionadas que buscan la mínima oportunidad para favorecerse económicamente de forma ilícita.

En esta oportunidad te brindamos información sobre las diferencias que existe entre una proforma y una factura. Presta atención a cada detalle y evita ser engañado a futuro, toma e cuenta que todos podemos ser víctimas de este tipo de acciones reprochables.

¿Qué es una proforma?

Las proformas de servicios también son conocidas como facturas proforma y, al igual que una factura comercial, es un documento que sirve de garantía y responde a actividades tributarias por concepto de servicios y productos y que son entregados por la empresa que los facilitó.

La proforma, a diferencia de la factura comercial, puede ser modificada, ya que consiste en un presupuesto o preacuerdo que expresa los servicios y productos que se van a facilitar, además de sus costos unitarios y totales; este es un documento que anticipa a una factura comercial, la cual no debe ser modificada.

Este tipo de documento se usa cuando se facilitan muestras de servicios y productos a un cliente, sea éste de una empresa unipersonal o una organizada o sociedad. No debe confundirse con una factura comercial pues solo especifica lo que se está brindando o facilitando para que el cliente lo acepte o no, o sea modificada de acuerdo a necesidades que puedan surgir. No tiene validez fiscal, pues solo se trata de un documento informativo sobre aquello que se realizará o venderá.

¿Qué es una factura real o comercial?

Este documento, en cambio, sí tiene valor fiscal. De igual forma, es emitido por el proveedor que es una empresa unipersonal u otra más grande. En él se señalan todos los detalles, o al menos los más importantes, sobre los productos que se están vendiendo o los servicios que se están realizando.

Incluye los datos del cliente como el nombre completo y el Documento de Identidad o Número de Identificación Tributaria (NIT), la fecha, el número de factura, la descripción del producto o servicio, el método de pago, la cantidad de dinero pagado y/u otro importe extra.

La factura real o comercial, a diferencia de las proformas de servicios, deberá ser calculada de acuerdo a aranceles e impuestos en relación al monto pagado. Como se dijo previamente, esta no puede ser modificada, de ser así deberá ser anulada y rehecha en otra factura, quedando así la primera sin ningún tipo de validez.

Ahora que conoces esta información, ten cuidado cuando recibas una factura, así evitarás problemas financieros ni generarás estrés en ti u otras personas que se vean afectadas. Recuerda bien que una proforma no es igual que una factura, la proforma antecede a la factura y es de carácter netamente informativo.

Autor entrada: redaccion_03

Deja un comentario